¿Activamos el modo saludable? Apúntate al verano Sani

 In Actividades, Blog, Comedor Saludable, Consejos, Deporte, Educación, Local Food, Menus, Padres, Para Ver

Conecta con tus hijos e hijas a través del deporte, prepara brochetas y macedonias para evitar el exceso de dulce, no abuses del light, ofrece agua, respeta una rutina de horarios, desayuna bien y no te saltes la merienda, haz de las frutas y verduras de temporda tus aliadas, da ejemplo saludable en casa, quiérete, mímate y a disfrutar.

Aunque miremos al cielo y no lo parezca, ¡ya estamos casi en verano! Tendremos en mente las vacaciones, el croquis para dejar a los niños y niñas durante nuestros días de trabajo, las maletas, el sol, planes y más planes… El verano es un momento para poner nuestra rutina en pausa y sobre todo para descansar y disfrutar. Y aunque una y mil veces hayamos leído consejos para vivirlo a tope, no está de más recordar unas pequeñas pautas para pasar un verano mental y físicamente saludable. Así que, activemos el modo SANI y recordemos poner en práctica buenos hábitos en casa.

Si bien es una época en la que tanto para los adultos como para los menores relajamos las normas y damos más permisividad, es bueno tener en cuenta la importancia de la actividad física, de tomar agua, de limitar los dulces, de dar ejemplo, de relajarse y de mimarse. ¿Planeamos un verano Sani?

  • Conecta con tus hijos e hijas a través del deporte:

    El deporte es una buena manera de conectar con nuestros hijos e hijas, pasar tiempo juntos, divertirnos y cuidar nuestra salud física y mental. Debemos aprovechar la mayor cantidad del tiempo libre para buscar actividades en familia. Y cuando no sea posible, es bueno que les animemos a practicar alguna actividad que les mantenga en movimiento. No importa cuál sea siempre que les resulte entretenida y no sea una obligación. Así podremos favorecer su crecimiento y su sano desarrollo.

  • Evita el exceso de dulces, prepara brochetas y macedonias en familia:

Los helados, las golosinas, los postres… son comidas que relacionamos con el tiempo libre, pero, como sabemos, aportan una gran cantidad de azúcares y grasas poco saludables. Podemos buscar alternativas que les motiven a consumir más fruta. Por ejemplo, dejemos fruta siempre a su alcance, tanto entera como preparada como macedonia, brocheta, congelada en forma de helado… Incluso, las podemos elaborar conjuntamente. En nuestros comedores, es una actividad que les encanta. En casa seguro que todavía más.

  • No abuses del light

No te dejes llevar por el etiquetado de los dulces “sin azúcar” o “light”. En la mayoría de los casos, estos productos llevan edulcorantes y a veces un mayor añadido de grasas. En su lugar, toma y ofrece frutos secos, yogur natural, palomitas de maiz… que son más saludables y pueden resultar atractivos.

  • Ofrece agua:

Intentemos no consumir y que los niños y niñas no tomen demasiadas bebidas azucaradas como refrescos, zumos envasados o bebidas energéticas, que aportan gran cantidad de azúcar, entre otras sustancias.

Podemos preparar aguas saborizadas de manera natural, agregando rodajas de limón o naranja o pequeños trozos de frutas como piña o sandía.

  • El apetito cambia, por lo que es aconsejable respetar una rutina

En esta época del año, es importante respetar una rutina en las comidas de los más pequeños para mantener una dieta equilibrada. Hace más calor, tienen más sed, menos apetito y hacen más ejercicio físico, por lo que es importante respetar el horario de las comidas para que no pierdan el hábito alimenticio. Nos ayuda mucho planificar llos menús con antelación.

  • Empieza el día con un buen desayuno y no te saltes la merienda

En la época estival aumentamos el ejercicio físico, sobre todo los peques. Por ello, es recomendable empezar el día con energía. El desayuno adecuado debe incluir leche, cereales, zumos o piezas de fruta. Asimismo, un tentempié a media tarde es imprescindible para evita bajadas de glucosa y mantener el ritmo.

  • Aprovecha las frutas y verduras de temporada

Aprovecha las frutas y verduras de la estación. Son una fuente importante de vitaminas y minerales, importantes para el crecimiento. Además, evitan el estreñimiento y la obesidad.

  • Da siempre ejemplo

Si los niños observan a sus padres realizando actividad física o alimentándose adecuadamente es mucho más probable imiten ese comportamiento y lo incorporen. Aprenden de manera experiencial.

  • Quiérete, mímate y disfruta

El verano es una época muy propicia para relacionarse más socialmente, cambiar de aires, tomar el sol, lo que suele llevar aparejada una actitud más vitalista y optimista. Para mantener esta sensación de placidez, practica la gratitud, toma conciencia de lo que estás viviendo y sintiendo e intenta exteriorizar y compartir tus cualidades y habilidades.

¿Estás en marcha?

¡A disfrutar!

Recent Posts

Leave a Comment

Contacta con nosotros

No estamos en todo momento. Pero puedes enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Not readable? Change text.